El primer pensamiento que nos asalta es que el algodón es mejor material que el poliéster, pero, como todo, depende de nuestras necesidades.

Depende del tipo de piel que tenemos y de la estación en la que nos encontramos, os recomendamos utilizar prendas de algodón o de poliéster.

¿Quieres conocer qué tejido se adapta mejor a ti? Sigue leyendo 😉

Ventajas y desventajas de las prendas de algodón

El algodón proviene de una planta que se cultiva en regiones subtropicales o tropicales de América, África y Asia. Su cultivo supone el 2,5% de la producción agrícola a nivel mundial. Sorprendente, ¿verdad?

Las fibras de algodón se convierten en el hilo con el que se teje nuestra ropa. Las ventajas de este material son bastantes:

  • Es un material transpirable. Es decir, perfecto para el verano o para zonas en las que hace mucho calor. ¿Por qué? Porque no retiene el calor. Esto hace que nos sintamos más frescos/as.
  • Es suave. Nos encanta la ropa suave ¡A quién no! El algodón nos hace sentir cómodos/as al ser un material tan agradable.
  • Las prendas de algodón son cómodas. No es un material rígido, sino que se amolda fácilmente a nuestro cuerpo.
  • Es fuerte y, con ello, durable. Las prendas de algodón, si las cuidamos, duran bastante tiempo. Por ello, siempre es una buena inversión.

Las desventajas del algodón quedan al descubierto cuando llega al frío. Como comentábamos antes, es un material que no retiene el calor; por ello, en verano estamos encantados/as, pero en invierno nos congelamos. Es más, el tejido se empapa en caso de que sudemos, lo que nos produce una sensación desagradable; especialmente si tenemos frío.

Hace unos meses hablábamos del algodón de forma más extensa en el post ¿Conoces los beneficios de utilizar prendas de algodón? Si quieres saber más cosas sobre este material, no dudes en echarle un ojo a nuestro artículo 😉

ventajas y desventajas del algodon y el poliester

Ventajas y desventajas de las prendas de poliéster

Mientras que el algodón es un material natural, el poliéster es un tejido sintético. De todas formas, que no sea un producto natural no quiere decir que sea malo. El poliéster cuenta con muchas ventajas:

  • Es un material muy duradero y resistente.
  • Se lava de forma muy fácil y, lo que es mejor, se seca muy rápido.
  • No requiere plancha ¡Vaya maravilla!
  • Es más económico que el algodón.
  • Al contrario que el algodón, el poliéster es un material perfecto cuando hace frío. A pesar de que no ser transpirable, no deja que el sudor se acumule, lo que permite que te mantengas seco/a en todo momento.

Por ello, la principal desventaja de este material es que no es recomendable cuando hace calor. Esa facilidad de guardar el calor en invierno se convertirá en una desventaja si lo que necesitamos es que nuestra piel transpire. Otro detalle para destacar es que el poliéster no es tan suave como el algodón.

Conclusión

La conclusión es sencilla; si es verano o estás en una zona de altas temperaturas, te recomendamos que te decantes por el algodón. Si, por el contrario, es invierno o estás en una zona de temperaturas bajas, es mejor que te decantes por el poliéster.

El secreto está en escoger el material que mejor se adapte a tus necesidades. En Confecciones Emilio te orientaremos en nuestro establecimiento para que encuentres la prenda (y material) que mejor se adapte a ti 😉

No olvides visitarnos en redes sociales Facebook, Instagram, YouTube y Twitter, y no te pierdas ni uno de nuestros artículos y consejos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies