Llega el verano y con él los días de playa y piscina. ¿Qué nos falta? El bañador perfecto para nosotras. Cuando vamos a comprar un traje de baño no sólo nos tenemos que fijar en el estampado que tiene o en el precio, sino en el corte del mismo.

Cada cuerpo es un mundo, así que a cada una nos sentará mejor un estilo de bikini u otro. Si no sabes por qué diseño optar, no dudes en seguir leyendo.

¿Qué tipo de cuerpo tengo?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tipo de cuerpo que tenemos. No estamos hablando de tallas, estamos hablando de proporciones entre hombros y cadera. Por ejemplo, una figura de reloj de arena guarda las proporciones entre hombros y cadera, pero la forma triángulo hace referencia a aquellas personas que tienen más cadera que hombros.

Si ya sabes cuál es tu figura, vamos a por el tipo de bikini que mejor te va a sentar. Esto también lo puedes aplicar a otro tipo de prendas 😉

Figura del reloj de arena

Este tipo de forma es la más equilibrada ya que existen las mismas proporciones entre el pecho y cadera.

En general, a este tipo de figuras les sienta bien todo tipo de bikinis.

Figura de triángulo

Un cuerpo en forma de triángulo es aquel que tiene las caderas más anchas que el pecho.

Lo ideal en estos casos es utilizar complementos de colores oscuros para la parte de abajo y claros para la parte de arriba. Si dejas los hombros al descubierto (es decir; si usas esos bikinis que sólo se atan a la espalda, no al cuello) estarás genial.

Figura de triángulo invertido

Al contrario que la forma anterior, estas figuras tienen más espalda que caderas. El juego de colores lo recomendamos a la inversa 😉

bikinis ortuella

Figura de rectángulo

Estas figuras se caracterizan por tener poca espalda y poca cadera. El mejor bikini para nosotras en este caso es el anudado detrás del cuello y de colores claros.

Si usas pareo marcarás aún más la cadera. Muy recomendable.

Figura de óvalo

La diferencia entre la forma oval y el reloj de arena es que el cuerpo en forma de óvalo tiene las curvas menos pronunciadas.

El bikini que mejor nos sienta en este caso es aquel que nos marca la cintura. Por ejemplo, os recomendamos el traje de baño de dos piezas en al que la braguita es alta y llega hasta la cintura.

Un vez dicho todo esto ya podéis orientaros mejor a la hora de elegir un bikini. Sólo vamos a dar un último consejo: elegid el traje de baño que más os guste y con el que más cómodas os sintáis.

¿Cómo cuido mi bañador?

La pregunta del millón, ¿cómo hacemos para que el bañador que acabamos de comprar nos dure unos cuantos veranos? Seguid leyendo 🙂

  • Lava el bikini a mano. La lavadora es muy cómoda, pero estropea muchísimo los bikinis. Te recomendamos que laves tu traje de baño sencillamente con agua del grifo o con un poco de jabón neutro para terminar de quitarle el cloro o salitre.
  • ¿Quieres meterlo en la lavadora? Entonces no utilices suavizante e intenta meterlo en una bolsa individual dentro de la lavadora. Evitarás que se enganche con otras prendas. Eso sí, no lo metas en la secadora 😀
  • A la hora de secar el bikini, mejor que esté del revés y a la sombra sobre una superficie plana. El sol se come los colores, así que cuidado.
  • Ten cuidado cuando te estés aplicando la crema de sol, si manchas el bikini con ella será difícil quitar esa mancha.
  • Evita guardar el bikini aún mojado, espera a que se seque.

En Confecciones Emilio sabemos que estás desenado aprovechar el verano en la playa y la piscina, así que esperamos que este post te haya sido útil. No olvides visitarnos en redes sociales Facebook, Instagram, YouTube y Twitter, y no te pierdas ni uno de nuestros artículos y consejos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies